7 formas de gestionar los descansos de un negocio en casa
|

7 formas de gestionar los descansos de un negocio en casa

Esta semana, durante una sesión de coaching, una de mis clientes compartió su continua lucha con la gestión de las «pausas» a lo largo del día.

Cada vez que sentía la necesidad de levantarse de su escritorio y estirar las piernas, se encontraba en la cocina.

Como resultado de este hábito, ahora pesa 9 kilos más, se siente muy incómoda y está muy descontenta consigo misma.

Por desgracia, este fenómeno es demasiado común entre los empresarios que pasan del mundo laboral exterior al trabajo en casa.

Los negocios en casa presentan retos que normalmente no se experimentan cuando se trabaja en el mundo corporativo o «exterior» y la gestión de las pausas es uno de los más importantes.

Cuando se trabaja fuera de casa, las pausas se pueden hacer junto a un dispensador de agua, en un comedor o fuera, en un banco, charlando con un compañero de trabajo.

Cuando se pasa el descanso en el comedor de la empresa, rara vez se encuentra una nevera completamente llena y armarios repletos de comida a su disposición.

Cuando se trabaja en casa, los lugares de descanso no son tan amplios y, dado que es muy poco probable que pases este tiempo sentado en un dormitorio o hablando contigo mismo en el espejo del baño, la cocina es el destino más lógico.

La forma de pasar los descansos en casa requiere un poco de creatividad y MUCHA disciplina. Si te das opciones, estableces límites y creas hábitos saludables, no tardarás en redirigirte cuando te encuentres a la deriva hacia la cocina.

Aquí tienes 7 opciones sencillas para empezar:

  1. Coge tu teléfono a distancia, sal a por una silla de jardín y llama a un amigo. Esto no solamente soluciona el problema del «descanso», sino que también combate la sensación de aislamiento que suele afectar a los propietarios de negocios en casa. Lo importante es que te pongas límites. Instituye una regla de descanso de 15 minutos y hazla cumplir, de lo contrario puedes perder toda una tarde.
  2. Recoge el correo. Tanto si el buzón está al final de tu camino como si está al final de la calle, esta es la oportunidad perfecta para estirar las piernas y tomar aire fresco.
  3. Pon tu CD favorito y escucha una canción que te haga olvidar por completo el trabajo. Disfruta de una clase de zumo fresco o una sabrosa taza de té mientras te sumerges en la música. Si te sientes un poco perezoso, pon una melodía animada en tu radiocasete y levanta los pies. ¡No hay mejor estímulo de energía que un buen bogie!
  4. Da una vuelta a la manzana. Llévate a tu cachorro y enciende dos velas con una sola llama. Conoce a tus vecinos, mantén a tu mascota sana y disfruta del aire libre.
  5. Medita. No hay nada como una meditación a mediodía para liberar la mente y relajar el cuerpo. Los beneficios son inmensos y repercuten en todos los ámbitos de tu vida y negocio.
  6. Establezca un horario de cocina. Establece ciertas horas a lo largo del día en las que la cocina esté fuera de los límites y cúmplelas.
  7. Barre la entrada o aspira el salón. Puede que no sea emocionante, pero le dará a su mente el descanso que necesita, y le ahorrará tiempo en otros lugares para que pueda pasarlo con la familia y los amigos. Unas pocas pausas de limpieza a lo largo del día realmente suman.

¿Qué otras ideas se te ocurren?

El éxito y el bienestar se reducen a la disciplina, al pensamiento creativo y a ser amable con uno mismo. No te castigues si has creado hábitos contraproducentes.

En su lugar, busca soluciones y toma las medidas adecuadas.

Se trata de desarrollar estructuras y procesos, y cuando te des cuenta de que tienes el poder de diseñar tus propias actividades, crearás resultados sorprendentes para ti.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.