Las consecuencias inesperadas del COVID-19: un hombre sufre una erección durante 4 horas – Sputnik Mundo

Salud

18:48 GMT 02.07.2020URL corto

El coronavirus causó que un hombre francés sufriera una erección de cuatro horas. Sin embargo, no fue nada placentero: los coágulos bloquearon el flujo de sangre en su pene. Los médicos tuvieron que hacerle un procedimiento quirúrgico para aliviar su situación. 

En primavera, los médicos descubrieron que el COVID-19 aumentaba la coagulación de la sangre, lo que puede causar ataques cardíacos y apoplejías. Es la primera vez que se informa de un priapismo.

El priapismo es una erección larga y dolorosa, no asociada con la excitación sexual. Puede llevar a un estancamiento de la sangre, procesos inflamatorios e incluso gangrena. Las causas del priapismo son poco conocidas. Estos incluyen lesiones, cáncer, complicaciones de ETS, enfermedades de la sangre, efectos secundarios de las drogas y abuso de estas o del alcohol.

El paciente, de 62 años, se quejó a los médicos de fiebre, tos, dificultad para respirar y diarrea. Dos días después, sufrió una insuficiencia respiratoria, fue hospitalizado y conectado a un ventilador. Dio positivo en las pruebas del nuevo coronavirus. 

Durante el examen, los médicos también encontraron priapismo. Los cuerpos cavernosos dentro del pene eran duros, pero la cabeza permanecía blanda. No se sabe cuándo apareció el priapismo porque en el momento del examen el hombre estaba bajo sedación y no podía responder a las preguntas o decir si tenía dolor.

Los médicos le pusieron una bolsa de hielo en la entrepierna, pero no sirvió de nada.

Los médicos tomaron una muestra de sangre del pene del paciente, que reveló coágulos de sangre oscuros y un alto contenido de dióxido de carbono, así como un bajo contenido de oxígeno. Según los expertos, cuando la sangre se queda en un lugar y no puede volver a los pulmones, el oxígeno en ella se agota y la sangre se llena de dióxido de carbono.

Cuatro horas más tarde, tuvieron que inyectar etilefrina en los vasos del pene para relajarlos y aumentar el flujo sanguíneo. Después de eso, el flujo de sangre se recuperó, y la erección desapareció.

Los médicos creen que los coágulos de sangre fueron causados por una infección de coronavirus ya que no había otros factores para que el paciente los tuviera.

“Aunque los argumentos que apoyan un vínculo causal entre el COVID-19 y el priapismo, así como el mecanismo isquémico del priapismo, son muy fuertes en nuestro caso, los informes de otros casos reforzarían las pruebas”, escribieron los médicos en su informe. 

“La presentación clínica y de laboratorio en nuestro paciente sugiere claramente el priapismo relacionado con la infección del SARS-CoV-2”, concluyeron.

Además de eliminar los coágulos de sangre, los médicos también han dado al paciente anticoagulantes y medicamentos para normalizar el sistema nervioso. El hombre pasó dos semanas con ventilación pulmonar artificial. Por el momento, está sano. No se han notificado casos repetidos de priapismo.

El artículo no entra en detalles si el hombre logró mantener la función eréctil, pero el urólogo Richard Viney del Hospital Queen Elizabeth de Birmingham
lo duda

“Sospecho que hay una alta probabilidad de que se produzca un fallo eréctil profundo, que es poco probable que se trate con medicación”, afirmó a Daily Mail al indicar que lo más probable es que necesite insertar una prótesis si quiere mantener su potencia.

El caso fue descrito por los médicos del Hospital de Versalles en Le Chesnayen The American Journal of Emergency Medicine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *