Tu propio negocio en casa Todo está en la familia
| |

Tu propio negocio en casa: Todo está en la familia

Equilibrar la vida laboral con la familiar puede ser todo un reto en los tiempos que corren.

La mayoría de nosotros estamos trabajando más y más tiempo, solo tratando de mantenerse al día con las facturas y el costo de vida en general. El coste de todo sigue subiendo: la comida, los servicios públicos, la gasolina, el seguro y la guardería, por nombrar algunos.

Es difícil mantenerse al día y seguir pasando tiempo de calidad con los hijos. Por ello, cada vez más personas optan por crear sus propios negocios desde casa.

Si bien es cierto que trabajar desde casa puede mantenerte más cerca de tu familia, también requiere un enfoque bien organizado y coherente para satisfacer las necesidades tanto de tu negocio como de tu vida familiar.

¿Qué debes hacer para tener éxito y tener tu propio negocio en casa?

Para tener éxito, debe encontrar la manera de dedicar las horas necesarias para poner en marcha y hacer crecer su negocio sin que los asuntos familiares lo desvíen. Tendrá que gestionar sus tareas y optimizar su tiempo.

Si usted o su cónyuge tienen un trabajo fijo, la gestión concienzuda del tiempo será aún más crucial. Estableciendo límites y mediante una cuidadosa planificación, puede gestionar su tiempo y sus prioridades para que su familia pueda ser un activo para su negocio en lugar de una distracción.

negocio familiar

En primer lugar, piense en cómo podría dividir las tareas específicas del negocio entre usted y su cónyuge. Planifica tu trabajo y luego trabaja en tu plan.

Por ejemplo, mientras uno de los cónyuges está en el lugar de trabajo manteniendo un empleo convencional, el otro puede quedarse en casa y dedicar tiempo a trabajar en el negocio escribiendo y publicando anuncios, investigando, encargando productos, etc.

Por las tardes, cuando el cónyuge vuelve a casa de la oficina, esa persona puede encargarse de tareas como responder a los correos electrónicos y hacer llamadas telefónicas con fines de formación y prospección, mientras el otro se ocupa de los niños y de las tareas domésticas.

Considere también la posibilidad de incorporar a sus hijos a su negocio en casa. Ellos pueden ayudar con ciertas tareas. Tal vez su hijo mayor pueda cuidar a los hermanos menores durante ciertas horas del día o de la noche.

Los niños también pueden ayudar preparando artículos para enviar por correo, limpiando su oficina y organizando y archivando el papeleo (no se sorprenda, sin embargo, cuando le pidan que aumente su asignación).

Habla con tu familia y llega a acuerdos sobre la importancia de tu negocio en casa. Haz que sean conscientes de las exigencias que supone para cada miembro y para ti. Consigue su comprensión y cooperación.

Todo está en la familia

Restringe el uso personal del teléfono a horas específicas para que tu línea no esté ocupada durante las horas de trabajo (o mejor aún, considera la posibilidad de instalar una segunda línea telefónica que se utilice únicamente para el negocio). Establece la ley de que la familia debe permanecer fuera de tu zona de oficina durante las horas de trabajo.

Para facilitarles el cumplimiento de las normas, intente coordinar su horario de trabajo con las actividades de la familia y programe algún tiempo no laboral durante los momentos cruciales del día, como cuando los niños llegan a casa del colegio y a la hora de comer.

Asegúrate de hablar de tu horario de trabajo con tus familiares y amigos. Infórmales de tu horario de trabajo y pídeles que no se pasen por tu casa ni te llamen durante esas horas en las que estás trabajando en tu negocio.

Trabaja duro y rápido para construir tu negocio en casa, ¡y sigue adelante! Haz que toda la familia sea consciente de lo que estás haciendo y de lo que necesitas de ellos. Probablemente, descubrirás que todos están dispuestos a ayudar como puedan.

La recompensa merecerá la pena, y usted y su familia podrán cosechar los beneficios durante años.

Se autoriza la publicación gratuita de este artículo, ya sea en formato electrónico o impreso, siempre que se incluyan los subtítulos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.